Pequevisitas y el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe presentan un divertido reto de detectives medievales

El Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe se ha adherido al Programa Pequevisitas con el lanzamiento de un reto didáctico, diseñado para que los más pequeños de la familia descubran la historia y los secretos de esta villa medieval.

La actividad está diseñada con el objetivo de que los niños puedan conocer de una manera didáctica y divertida las calles y los lugares más emblemáticos de la villa. Para ello, se plantea un reto que introduce a los niños en una apasionante historia de detectives, convirtiéndoles en protagonistas de la misma.

Situada en el corazón del Pirineo Aragonés, la villa de Aínsa-Sobrarbe está reconocida como uno de los pueblos más bonitos de España. Su historia y protagonismo en el nacimiento del Reino de Aragón, su legado cultural, su importancia como enclave de comercio y su excepcional ubicación geográfica, la han convertido en uno de los destinos más interesantes y atractivos del Pirineo Aragonés, y en consecuencia uno de los puntos de mayor afluencia turística.

Para visualizar este vídeo necesitas aceptar las cookies de marketing. Pincha aquí

Pequevisitas en Aínsa-Sobrarbe, una apuesta por el turismo familiar

Aínsa, año 724. Tras una heroica batalla,  Garci Ximénez, el rey de Sobrarbe, ha vencido al ejército musulmán en las inmediaciones de la villa. Pero la alegría de la victoria se apaga cuando descubren que las joyas del Reino han desaparecido. El rey encarga a Clemente y Alodia, sus sirvientes más fieles e inteligentes, que investiguen el paradero de las joyas. Para ello, contarán con la ayuda de un pergamino, interceptado a un espía musulmán, que contiene las instrucciones para encontrarlas.

En esta Pequevisita hemos diseñado dos personajes, Alodia y Clemente, históricamente caracterizados en el siglo VIII. Alodia es conocedora de idiomas como el hebreo o el árabe, mientras que Clemente demuestra mucha habilidad en los juegos de lógica y los acertijos. Entre los dos, con la ayuda de los niños, se enfrentarán a una emocionante aventura, por toda la villa de Aínsa-Sobrarbe, para descubrir dónde se encuentran las joyas del Reino.

 

Únete a Alodia y Clemente. Pequevisitas Aínsa-Sobrarbe

 

Esta actividad se incorpora la oferta turística de Aínsa-Sobrarbe como una propuesta de gran calidad, orientada a fomentar el turismo familiar y aportando un valor adicional a la ya atractiva propuesta que supone este enclave para los visitantes.

En el diseño y el desarrollo de esta Pequevisita no solo se ha pensado en los pequeños, sino en crear una propuesta de ocio turístico y cultural que enganche también a los adultos. Con «Rescata las joyas del Reino», todos los miembros de la familia se convertirán en auténticos detectives medievales. Recorrerán los portales de la antigua muralla, las calles más emblemáticas de la villa y visitarán lugares tan interesantes como la iglesia de Santa María, su claustro y su cripta, la Plaza Mayor y el castillo. Pero además podrán conocer hechos de la historia que marcaron Aragón y muchas curiosidades y tradiciones que de otra forma pasarían totalmente inadvertidas.

Por otra parte, en el marco de la adaptación del sector turístico a los requerimientos sanitarios provocados por la covid-19, Pequevisitas se constituye como una propuesta de dinamización turística y cultural de alto valor añadido. Además del componente lúdico y didáctico que le es propio, en las circunstancias actuales supone una modalidad de turismo que aporta garantía de seguridad sanitaria. Las familias que opten por esta fórmula pueden contar con la tranquilidad de realizar una visita turística autoguiada, sin necesidad de utilizar elementos como auriculares ni formar grupos grandes de personas. Por el contrario, la visita se realiza de forma libre y autónoma, y, al llevarse el cuaderno a casa, se evitan los riesgos de contagio.

 

Aínsa-Sobrarbe, una magnífica villa medieval en el Pirineo Aragonés

Aínsa-Sobrarbe, en la provincia de Huesca, es una encantadora villa medieval construida sobre un alto a 589 m. de altitud, en la confluencia de los ríos Ara y Cinca. Su excelente estado de conservación y su ubicación en un entorno natural majestuoso le han hecho ser considerado como uno de los pueblos más bonitos de Aragón y de España.

El reconocimiento a su excepcional valor histórico se remonta a 1935. En este año, su parroquia y su castillo se declararon Monumento Nacional. Posteriormente, en 1965, su Casco Antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Entre los acontecimientos históricos y legendarios de mayor relevancia que se vinculan con esta villa destacan los acontecidos en el año 724, relacionados con la leyenda de la Cruz de Sobrarbe. Una época de dominio musulmán, en la que los cristianos deciden reunirse en Aínsa y afrontar la reconquista de estas tierras de la mano del rey Garci Ximénez. En ese año, las tropas cristianas consiguen una heroica victoria gracias a la aparición de una cruz de fuego sobre una carrasca o encina. Según la leyenda, esta milagrosa visión les aportó la fuerza y el coraje para recuperar la villa. La celebración de esta victoria ha llegado a nuestros días con la representación teatral popular «La Morisma», que se celebra cada dos años. La Cruz de Sobrarbe sobre la carrasca se convirtió en un gran símbolo de lo que hoy es Aragón. Así, hoy forma parte del escudo de Aragón y es el motivo principal del escudo de Aínsa-Sobrarbe.

El protagonismo histórico que adquirió la villa entre los siglos XIII y XV le permitió recibir gran cantidad de privilegios por parte de diferentes reyes, facilitando que llegara a ser centro social, cultural y económico de la comarca.

Hoy en día, podemos disfrutar de numerosos encantos turísticos, culturales y patrimoniales, vestigios y señales de lo que fue antaño: su castillo, algunos de los portales de lo que fue el recinto amurallado, su Plaza Mayor, la Iglesia de Santa María, sus calles empedradas… Un lugar para pasear, callejear y disfrutar de su historia y tradiciones, que sin duda no nos dejará indiferentes.

El actual municipio cuenta con una superficie de 285 km2, uno de los más extensos del Alto Aragón, reuniendo veintitrés pequeños núcleos de población. Además, Aínsa-Sobrarbe está próximo a otros puntos de gran interés natural, como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, al Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara y al Parque Natural Posets-Maladeta.

¿Quieres saber más sobre esta Pequevisita? ¿Te apetece probar?